Cuentos Con El Fin De profundizar en la citas asГ­В­ como Malaga

Intentaremos aГ±adir cuentos poco a poquito con el fin de que disfrutГ©is de ellos tan a menudo igual que podamos. Esperamos vuestros comentarios, desplazГЎndolo hacia el pelo que dejГ©is vuestros cuentos en nuestra secciГіn “El cofre sobre las tesoros”.

18 septiembre 2007

Maestra, ВїquГ© es el amor?

La maestra sintiГі que la criatura merecГ­a la replica que estuviese a la altura de la duda inteligente que habГ­a formulado. Como ya estaban en la hora del recreo, pidiГі a las alumnos que dieran una dorso por el jardГ­В­n de la escuela desplazГЎndolo hacia el pelo trajeran cosas que invitaran a amar o que despertaran en ellos ese sentimiento. Las diminutos salieron apresurados y no ha transpirado, cuando volvieron, la maestra les dijo

Relato de meditar

En un oasis escondido entre los mГЎs lejanos paisajes del desierto, se encontraba el arcaico Eliahu sobre rodillas, a un costado de algunas palmeras datileras.Su vecino Hakim, el acaudalado mercader, se detuvo en el oasis a abrevar sus camellos asГ­В­ como vio a Eliahu transpirando, entretanto parecГ­a cavar en la arena.- ВїQue semejante anciano? La paz sea contigo.- Contigo -contestГі Eliahu falto dejar su tarea.- ВїQuГ© haces acГЎ, con esta calor, y no ha transpirado esa pala en las manos?- Siembro -contestГі el viejo.- QuГ© siembras aquГ­, Eliahu?- DГЎtiles -respondiГі Eliahu entretanto seГ±alaba a su en torno a el palmar.-ВЎDГЎtiles -repitiГі el reciГ©n llegado, y cerrГі las ojos igual que quien escucha la gran estupidez.-El bochorno te ha daГ±ado el cerebro, querido amigo. Ven, permite esa labor asГ­В­ como vamos a la tienda a beber una copa sobre licor.- No, debo concluir la siembra. Luego En Caso De Que deseas, beberemos. – Dime, amigo ВїcuГЎntos aГ±os de vida tienes?- Nunca sГ©. sesenta, setenta, ochenta, nunca conozco. lo he olvidado. aunque eso, ВїquГ© importa?- Mira, amigo, las datileros tardan mГЎs sobre cincuenta aГ±os en aumentar y no ha transpirado reciГ©n despuГ©s de acontecer palmeras adultas se encuentran en condiciones de dar frutos.Yo no ando deseГЎndote el mal y lo sabes, ojala vivas Incluso las ciento un aГ±os de vida, pero tГє sabes que difГ­cilmente te sea posible regresar a cosechar alguna cosa sobre lo que actualmente siembras. Permite eso y no ha transpirado ven conmigo.-Mira, Hakim, yo comГ­ las dГЎtiles que otro sembrГі, otro que tampoco soГ±Гі con probar esos dГЎtiles. Yo siembro en la actualidad, para que otros puedan comer maГ±ana los dГЎtiles que en la actualidad planto. y no ha transpirado pero Гєnico externamente en honor sobre aquel desconocido, vale la pena finalizar mi tarea.- Me has dado una enorme clase, Eliahu, dГ©jame que te pague con una bolsa de monedas esta docencia que actualmente me diste – desplazГЎndolo hacia el pelo diciendo lo cual, Hakim le puso en la mano al viejo un morral sobre cuero.- Te agradezco tus monedas, amigo. Debido a ves, a veces pasa esto tГє me pronosticabas que no llegarГ­a a cosechar lo que sembrara. ParecГ­a cierto y sin embargo, mira, aГєn no termino sobre sembrar desplazГЎndolo hacia el pelo ya cosechГ© un morral sobre monedas y no ha transpirado la agradecimiento de un amigo.- Tu cautela me asombra, anciano. Esta serГ­В­a la segunda enorme aviso que me das actualmente asГ­В­ como es quizГЎs mГЎs relevante que la primera. DГ©jame por consiguiente que pague tambiГ©n esta advertencia con otra saco sobre monedas.-Y a veces pasa lo cual -siguiГі el anciano y no ha transpirado extendiГі la mano mirando las dos bolsas sobre monedas- sembrГ© Con El Fin De nunca cosechar asГ­В­ como primero de concluir de sembrar debido a cosechГ© nunca solo la, sino dos veces.-Ya basta, arcaico, nunca sigas hablando. Si continГєas enseГ±ГЎndome cosas tengo miedo sobre que nunca me inteligencia toda mi fortuna para pagarte.

15 enero 2007

Un NiГ±o

“la vez el humilde nene fue a la escuela. Era bastante pequeГ±ito asГ­В­ como la escuela excesivamente enorme. Pero cuando el diminuto chaval descubriГі que podГ­a ir a su tipo con sГіlo entrar por la camino del frente, se sintiГі feliz.la maГ±ana, estando el pequeГ±o nene en la escuela, su maestra dijo actualmente vamos a realizar un dibujo. QuГ© bueno- pensГі el nene, an el novio le gustaba demasiado dibujar, el novio podГ­a hacer muchas cosas leones desplazГЎndolo hacia el pelo tigres, gallinas y vacas, trenes asГ­В­ como botes. SacГі su caja de colores y no ha transpirado comenzГі a dibujar.Pero la maestra dijo – Esperen, no es hora sobre comenzar, y no ha transpirado la novia esperГі a que todos estuvieran preparados. Actualmente, dijo la maestra, vamos a dibujar flores. ВЎQuГ© bueno! – pensГі el chaval, – me agrada demasiado dibujar flores, y no ha transpirado empezГі a dibujar preciosas flores con sus colores.Pero la maestra dijo – Esperen, yo les enseГ±arГ© cГіmo, y no ha transpirado dibujГі la piropo roja con un tallo verde. El reducido mirГі la requiebro de la maestra y no ha transpirado luego mirГі la suya, an el novio le gustaba mГЎs su galanterГ­a que la de la maestra, pero no dijo ninguna cosa y comenzГі a dibujar la requiebro roja con un tallo verde igual a la sobre su maestra.Otro jornada cuando el minГєsculo niГ±o entraba a su tipo, la maestra dijo actualmente vamos an elaborar algo precio cybermen con barro. ВЎQuГ© bueno! pensГі el nene, me fascina mucho el barro. Г‰l podГ­a realizar muchas cosas con el barro serpientes y no ha transpirado elefantes, ratones asГ­В­ como muГ±ecos, camiones y no ha transpirado carros asГ­В­ como comenzГі a estirar su bola de barro.Pero la maestra dijo – Esperen, no serГ­В­a hora sobre comenzar desplazГЎndolo hacia el pelo despuГ©s esperГі a que todo el mundo estuvieran listos. Hoy por hoy, dijo la maestra, vamos a formar un plato. ВЎQuГ© bueno! pensГі el nene. A mГ­ me agrada bastante hacer platos asГ­В­ como comenzГі a levantar platos de distintas formas y tamaГ±os.Pero la maestra dijo -Esperen, yo les enseГ±arГ© cГіmo y ella les enseГ±Гі a todos cГіmo realizar un hondo plato. -AquГ­ tienen, dijo la maestra, ahora podrГ­ВЎn iniciar. El humilde niГ±o mirГі el bandeja sobre la maestra y luego mirГі el suyo. a Г©l le gustaba mГЎs su bandeja, No obstante nunca dijo ninguna cosa desplazГЎndolo hacia el pelo comenzГі an efectuar alguno igual al de su maestra.desplazГЎndolo hacia el pelo muy rГЎpido el diminuto niГ±o aprendiГі an esperar asГ­В­ como ver, a hacer cosas iguales a las de su maestra y dejГі sobre elaborar cosas que surgГ­an de sus propias ideas.OcurriГі que un fecha, su estirpe, se mudГі an otra residencia asГ­В­ como el chiquito comenzГі a ir an una diferente escuela. En su primer fecha de tipo, la maestra dijo Hoy vamos an efectuar un dibujo. QuГ© bueno pensГі el minГєsculo crio asГ­В­ como esperГі que la maestra le dijera quГ© hacer.Pero la maestra no dijo ninguna cosa, sГіlo caminaba adentro de el salГіn. Cuando llegГі inclusive el chiquito chaval ella dijo ВїNo deseas emprender tu dibujo? SГ­, dijo el reducido ВїquГ© vamos an elaborar? No conozco inclusive que tГє no lo hagas, dijo la maestra. ВїasГ­В­ como cГіmo lo hago? – preguntГі. Como tГє desees contestГі. ВїdesplazГЎndolo hacia el pelo sobre todo color? Sobre cualquier color dijo la maestra. Si todos hacemos el igual dibujo y usamos las mismos colores, ВїcГіmo voy a saber cuГЎl serГ­В­a cuГЎl y no ha transpirado quiГ©n lo hizo? Yo nunca sГ©, dijo el reducido niГ±o, desplazГЎndolo hacia el pelo comenzГі a dibujar la piropo roja con el tallo verde.”